Una fuerte devaluación del peso argentino en relación al dólar, inflación creciente, déficit y recesión económica en Argentina han generado susceptibilidades en Bolivia, principal proveedor de gas al mercado argentino. A pesar del contexto adverso, el embajador, Normando Álvarez, afirmó que el gobierno de Mauricio Macri no tiene deudas pendientes con Bolivia, y que ratificará el 23 de mayo, que quiere más gas para el periodo de invierno y menos para el verano.

De acuerdo con la Agencia de Noticias Fides (ANF), en los próximos días se hará el pedido. El diplomático señaló que el gobierno argentino responderá con cautela a la crisis actual, la misma que atribuyó en gran medida a un modelo de rentismo y subvencionismo estatal de la era Kirchner, marcada además por un alto nivel de corrupción en torno a obras estatales.

Anunció que el 23 de mayo en Buenos Aires, el ministro de Energía de Argentina, Juan José Aranguren, le pedirá a su homólogo boliviano, el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, más gas para Bolivia para el periodo de invierno, y menos para el verano. El mínimo para invierno es de 20,3 millones de metros cúbicos diarios (Mmmcd) y un máximo de 23,9 Mmmcd.

Gobierno dice que crisis argentina no afectará a Bolivia. Por su parte, el ministro de Economía, Mario Guillén, se rectificó y aseguró que la crisis argentina no afectará a Bolivia porque se acabó el paradigma del “exportar o morir” de las épocas neoliberales y ahora “el modelo boliviano apuesta al mercado interno y a la inversión pública”.

El pasado 9 de mayo declaró que “preocupa, puede afectarnos, no nos olvidemos que Argentina nos compra gas”, la crisis en el vecino país. El titular de Economía rectificó esas percepciones y admitió que la situación en el vecino país es crítica como consecuencia de “medidas neoliberales en tiempos en que el mundo se está volviendo proteccionista” pero aseguró que “como ocurrió en otros momentos de crisis de países vecinos, por ejemplo, en Brasil, no se sentirá el impacto”. “Lo de la Argentina no debería afectarnos, así como ocurrió cuando la crisis del Brasil, son nuestros principales clientes en el tema del gas, pero ya el año pasado pedía aumentar el volumen de gas, tienen déficit de energía”, aseguró Guillén.

Con información de El Día

Foto: Archivos RE