El departamento de Oruro cuenta con 51.799 instalaciones de gas domiciliario en donde, entre 2006 y 2017, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) destinó 59 millones de dólares para su construcción.

Del total de conexiones, 47.514 corresponden al sistema convencional y el restante 4.285 al Sistema Virtual de Gas Natural Licuado (GNL), según una publicación de la Agencia de Noticias de YPFB.

“En Oruro ya tenemos una cobertura del 83%. Cada familia recibe este beneficio gratuitamente, ya que el gobierno nacional subvenciona este servicio con un costo promedio por instalación que llega a los 1.200 dólares”, indicó el presidente de la estatal petrolera, Óscar Barriga.

Asimismo, dijo que se construyó en el departamento, 959.50 metros de res secundaria y 73.057 metros de red primaria en el periodo mencionado.

El gas domiciliario permite un ahorro para los hogares de los beneficiarios, que en promedio consumen mensualmente dos garrafas de Gas Licuado de Petróleo (GLP), cuyo costo suma 45 bolivianos, en tanto que con gas natural pagarán entre 10 a 12 bolivianos, lo que implica un ahorro mensual de 33 bolivianos aproximados por cada familia.

Con información de AN – YPFB