La utilización de sensores para la adquisición de datos sísmicos aumentó en los últimos años en América Latina, indicó el ejecutivo de Geospace Tech de Estados Unidos, Jack Caldwell, en su presentación denominada “Evolución de la adquisición sísmica terrestre en América del Sur”, en el marco de la novena versión del Figas.

El experto indicó que los aspectos importantes que las personas deberían considerar al momento de la utilización de los sensores sísmicos, es la calidad de hardware que se tiene y a medida que aumenta la densidad de la información de los datos en los receptores, estos no quedaran afectados.

Asimismo, el ejecutivo de Geospace Tech de Estados Unidos, indicó que, en América Latina, en los últimos 8 años, se utilizó sistemas inalámbricos, el resultado fue la preocupación de los usuarios por este tipo de sistemas, ya que no tenían confianza en que esta aplicación no pueda conseguir los datos de manera correcta. “El resultado fue una mejoría en la productividad al momento de la obtención de estos datos gracias a la instalación de estos sistemas”.

Actualmente existe la tendencia al cambio de hardware dentro de los sistemas de monitoreo de los datos en tiempo real, además, de la utilización de teléfonos inteligentes para un mejor control al momento del funcionamiento de la aplicación, asimismo, la observación de los niveles de ruido.

Otra de las aplicaciones tecnológicas dentro del campo, es la utilización de drones para enviarlos a lugares de alto riesgo, permitiendo la reducción del personal y la efectividad al momento de la toma de imágenes del lugar.

“Las empresas petroleras en particular, deben pensar que sucederá en los próximos años, a medida que sus costos se elevan por los permisos ambientales, este es un parámetro que eleva el costo de la adquisición de datos sísmicos, entonces, existen nuevas tecnologías que se pueden implementar para la reducción de estos costos”, manifestó Caldwell.

Trayectoria
Jack Caldwell estuvo en la industria como geofísico por más de 35 años. Tiene un B.S. en Matemáticas y un Ph.D. en Geofísica.
Además fue parte del equipo de Texaco, Inc., Marathon Oil Company, Schlumberger (Wireline, Geco-Prakla y WesternGeco) y MicroSeismic Inc. Asimismo, ocupó cargos en investigación, exploración, marketing técnico, desarrollo tecnológico y administración.

Asimismo, trabajó con una amplia variedad de tecnologías sísmicas, desde la sísmica superficial convencional hasta la sísmica de los fondos marinos.

Texto: Fernando Aguirre G.

faguirre@reporteenergia.com