reporteenergia.com.- Las oportunidades de negocio y desarrollo de las energías alternativas o renovables en Paraguay, donde un 98% de la generación proviene de hidroeléctricas, cobrarán mayor importancia en un mediano plazo, coinciden expertos de este sector.

Considerado el mayor generador de energía hidroeléctrica per cápita en el mundo, Paraguay cuenta con una vasta reserva eléctrica que, de acuerdo a previsiones de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), cubrirá la demanda de electricidad de este país hasta el 2030, aproximadamente.

En este sentido, la ANDE, en colaboración con organismos internacionales, inició la ejecución de pequeños proyectos de generación en base a energía solar, fotovoltaica, biogás, hídrico y biomasa que serán la base para una futura masificación de estas centrales que acompañen al crecimiento de la demanda eléctrica.

“Los inversionistas de diferentes países están mirando hacia el Paraguay para expandir negocios en energías alternativas”, dijo Tobias Winter, director del Centro de Competencia de Medio Ambiente y Energías Renovales AHK, Uruguay, quien aseguró que el costo de las energías renovables en el mundo han bajado, de tal manera que han llegado a ser competitivos.

El crecimiento anual de la demanda máxima de potencia de Paraguay previsto por la ANDE es de 9,9% y se debe principalmente al desarrollo de la industria y el consumo domiciliario.

La oferta actual disponible en Paraguay asciende a cerca de 9.000 megavatios (MW), provenientes mayormente de dos grandes hidroeléctricas como Itaipú, la más grande del mundo, que comparte con Brasil, y la de Yacyretá, con Argentina.

En cuanto a la demanda para este año se espera una máxima 2.979 MW y para el año 2023 ascenderá a 6.734 MW. De seguir con ese crecimiento para el 2030 se tendría que incrementar la oferta y es por ello que la ANDE prevé suplirla con proyectos renovables.

“El consumo de la energía local va aumentando por el crecimiento de la empresa y los propios domicilios, la cual generará una sobrecarga al sistema en un futuro, por lo que las energías renovables tendrán su oportunidad a mediano plazo”, apuntó Manuel Godoy, representante de World Global Network, compañía internacional que trabaja con la implementación de sistemas fotovoltaicos.

Aparte de brindar beneficios ambientales por la generación de energía limpia, las nuevas tecnologías han permitido que estas centrales sean competitivas en comparación con las de origen fósil.

Por ejemplo, Godoy explicó que su compañía ofrece a los inversionistas en proyectos fotovoltaicos  un retorno sobre la inversión del 14% anual durante 20 años.

“En 7 años se recupera la totalidad de la inversión, y los siguientes 13 años, son de absoluto beneficio económico, es decir, se obtiene una rentabilidad de 280% sobre el capital, al finalizar los 20 años”, acotó.

Por su parte, Winter señaló que en el 2013, de acuerdo a los datos de Bloomberg Global Trends, un 43,6% ($us 192 mil millones) de la inversión en generación eléctrica realizada en el mundo fue destinada a proyectos de energía renovable y el restante a combustibles fósiles. Lo cual demuestra el creciente interés mundial por estas tecnologías.

De la cifra mencionada, $us 114 mil millones se destinaron a sistemas fotovoltaicos y $us 80 mil millones a energía eólica. ▲