Dos empresas de YPFB Corporación y tres privadas conforman el Consorcio Iñiguazu, que tendrá a su cargo la exploración del área de contrato del mismo nombre, ubicada en el departamento de Tarija, donde se encuentran los principales campos productores del país.

Hoy sus representantes legales firmaron el compromiso de inversión. El consorcio está conformado por YPFB Andina (46,555%), YPFB Chaco (13,445), Shell (15%), PAE (10%) y Repsol E&P Bolivia S.A. (15%), que también tendrá a su cargo la operación del área.

De esta forma, se consolida el acuerdo anunciado en junio de este año por el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, y el presidente de Repsol, Antonio Brufau. Ambos se reunieron nuevamente este martes en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en el marco del Cuarto Foro de Países Exportadores de Gas.

El bloque cuenta con una extensión de 644 km2, se encuentra en el departamento de Tarija, y hoy también se anunció que se definieron los términos del contrato de servicios bajo el cual se desarrollará la operación del área.

Como operador del área, Repsol Bolivia aportará sus capacidades y la experiencia desarrollada en el Subandino Sur boliviano, donde actualmente tiene a su cargo el Area de Contrato Caipipendi.

Repsol Bolivia tiene operaciones en Tarija, Chuquisaca, Cochabamba y Santa Cruz, y es socio de la empresa estatal en YPFB Andina, la principal compañía hidrocarburífera de Bolivia.

En la actualidad, junto a sus socios Shell y PAE, desarrolla actividades de exploración al sur del Area de Contrato Caipipendi. Allí se perfora el pozo Boyuy X-2, donde ya se han superado los 3.600 metros de profundidad de los 6.500 que se han definido como objetivo.

En Caipipendi se encuentra el campo Margarita-Huacaya, actualmente el de mayor producción de Bolivia, con un procesamiento diario de hasta 19 millones de metros cúbicos. (comunicado de Prensa Repsol)