La finalidad del libro, Editado por el fotógrafo Daniel Alarcón y con apoyo de YPFB, que cuenta con 320 imágenes, es hacer conocer la gran diversidad de especies que posee la reserva del Parque Nacional Kaa Iya.

En el marco de la octava noche de la Feria Internacional de Santa Cruz (Fexpocruz 2017), se presentó el libro “Kaa Iya, amo del monte”, este 28 de septiembre en el stand de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). El proyecto fotográfico refleja la biodiversidad de esta reserva en el chaco boliviano que cuenta con más de 3.500.000 hectáreas.

“Queremos presentar el resultado de un estudio que esta noche ponemos en consideración de todos ustedes”, manifestó el presidente de YPFB, Óscar Barriga, quien dijo que el libro expresa todo el trabajo que hace YPFB y sus subsidiarias, en las áreas donde interviene. “Estamos muy contentos que en esta fecha se pueda lanzar el proyecto en el pueblo de Santa Cruz, pero que irá dirigido a toda Bolivia”.

“La iniciativa de producir este material fue con la finalidad de dar a conocer a los lectores, información referente al parque nacional Kaa Iya, del Gran Chaco, además de la experiencia que dejó el proyecto, dentro de la reserva más grande del país,”, manifestó la bióloga y partícipe del proyecto, Rosa Leny Cuellar.

El libro es la muestra representativa de las especies que pertenecen al lugar con un trabajo de 320 imágenes que, en su mayoría (220 fotografías), pertenecen al fotógrafo Daniel Alarcón, dijo Cuellar.

Además de difundir experiencias en un proyecto de desarrollo y la conservación del área protegida, la bióloga manifestó que otro de los objetivos del proyecto fue el de mostrar al país que se puede conservar estos parques con responsabilidad y sin incidir en su equilibrio natural. “Existen, dentro de la reserva, muchísimas especies endémicas, en peligro de extinción o que son muy vulnerables, que son importantes para mostrar, ver, observar y cuidar”.

Rosa Leny Cuellar, Bióloga y coautora del proyecto “Kaa Iya”. “Otro de los objetivos del proyecto es demostrar al país que se puede conservar estos parques con responsabilidad. Dentro de la reserva, muchísimas especies endémicas están en peligro de extinción o son muy vulnerables”

El fotógrafo del proyecto, Daniel Alarcón, recordó que hace 7 años, publicó un libro referente a las reservas de Bolivia, por la cual tuvo que visitar, junto a su esposa, todas las áreas protegidas de Bolivia. “Nos encontramos con la sorpresa de que el área protegida más interesante, donde podías encontrar a todas las especies y fotografiarlas con tranquilidad y a poca distancia, fue el parque Kaa Iya”, además dijo que todos los bolivianos deberían conocer y sentirse orgullosos de este tipo de patrimonio.

Dificultad

En entrevista exclusiva con Reporte Energía, Alarcón indicó que fueron 17 veces las que ingresaron a la reserva para lograr las tomas indicadas para la publicación del libro. “Hubo veces que nos concentramos en los anfibios cuando era la época de lluvias, en otras ocasiones entrabamos a la reserva para capturar imágenes de reptiles, en fin, cada una de las 17 entradas nos aportó especies diferentes en un espacio de 8 años de trabajo y un promedio de 1 semana por entrada”.

Gasoducto en la reserva

El ministro de hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que el gasoducto construido por medio de la reserva, es el claro ejemplo de que la actividad petrolera puede convivir en armonía con la “madre tierra”, con total sostenibilidad y sustentabilidad.

“Se tuvo la capacidad de poner trancas petroleras con YPFB para que, a la reserva, no entren cazadores, los que deforestan y talan, de tener un mayor manejo del parque, de que Yacimientos aporte recursos para dar mejores condiciones e ítems para los guardaparques”, aseguró el ministro.

Además, el ministro indicó que YPFB tiene la responsabilidad de apoyar en las diferentes áreas donde tienen operaciones. ”Los mayores interesados en mantener y cuidar la madre tierra es YPFB, como principio fundamental”.

Además, agregó que los insectos, el calor y las espinas, características del Chaco boliviano, fueron elementos que les dieron mayor dificultad al momento de realizar el proyecto fotográfico.

Texto: Fernando Aguirre G.

faguirre@reporteenergia.com