El Ministerio de Minería apuesta por el proyecto minero Concordia, en La Paz, donde se calcula la existencia de recursos como zinc, plata y estaño, con la perspectiva de instalar una planta de fundición y refinación de zinc.

“El desarrollo del proyecto de minerales complejos, particularmente de zinc, es de suma importancia, ya que se tiene previsto instalar una planta de fundición y refinación de ese metal. Se espera interceptar las estructuras mineralizadas”, señala una nota de prensa de Minería.

La semana pasada en el   proyecto Concordia, que pertenece a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), se realizó una inspección técnica, en la que se  pudo verificar que se desarrolla una perforación a diamantina, cuyo objetivo es interceptar dos estructuras mineralizadas como la veta Clavelina  y la Veta María.

Para el proyecto minero, la Comibol destinó en 2017 alrededor de 5,5 millones de bolivianos, de los cuales se gastaron más de 2,5 millones con el fin de realizar el mapeo geológico, muestreo geoquímico y el plan de perforación a diamantina.

Están en proceso los trabajos como el desarrollo y preparación de labores mineras horizontal y vertical, y el reconocimiento de veta en galerías subterráneas, informó la Comibol en enero pasado.

Los proyectos que encara la estatal en la fase de prospección y exploración son: Los Negrillos, en Oruro, donde se estima que hay plata, plomo y zinc; proyecto La Cruz, en Santa Cruz, para evidenciar oro, entre otros.

Con información de Página Siete

Foto: Ministerio de Minería de Bolivia