La urea y el gas de Bolivia ahora tendrán sucursales en Argentina, Paraguay y Perú. La empresa instalará tres oficinas sucursales en esos países para la urea y el gas bolivianos específicamente. La idea de rentabilidad es enfocarse en los mercados menores.

En Cuiabá se centrará la mayor parte de la urea, ahí es en mercado de mayor producción. A esa región del gigante suramericano se suman Mato Groso, Mato Grosso del Sur, Santa Catarina y Río Grande. En esa zona se gestiona la venta del fertilizante. Otra meta es incrementar el volumen del mercado interno que a la fecha se cifra en 10.000 toneladas.

Proyecciones de la Urea y el gas de Bolivia

El ministro de Hidrocarburos Boliviano, Luis Alberto Sánchez dio un avance sobre las proyecciones de la empresa para este año. “Esperamos que hasta finales de año el mercado interno pueda crecer a cerca de 40.000 y 50.500 toneladas”. Además, espera que los nuevos abarquen 200.000 toneladas para alcanzar una producción elevada.

Además de 335.000 toneladas del fertilizante que ya llega a Brasil mediante la firma suiza Keytrade. Con las sucursales de la urea y gas de Bolivia se prevé superar las 600.000 toneladas.

“La capacidad de nuestra planta son 760.000 y obviamente iremos avanzando. Pero nuestra meta es llegar a tener en contrato más de 600.000 toneladas de urea”, sostuvo

Brasil: otro mercado para la urea y el gas de Bolivia

Esta semana el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, dijo que este mes entregarán 40.000 toneladas de urea a Keytrade. El acuerdo se traducirá en ingresos de casi $us 100 millones por año para YPFB. Para cumplir con esa cantidad tienen que despacharse entre 50 y 60 contenedores al día (unas 1.600 toneladas de urea).

La empresa oficializó la firma del contrato de venta de 335.000 toneladas del fertilizante al año. Esto será por dos años.

Con información y foto de Energía 16