El viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú informó el 10 de noviembre que se amplió hasta enero del 2018 el plazo para que las diez empresas que hasta esa fecha se encuentran precalificadas, presenten sus propuestas finales para la construcción de la Planta Industrial de Carbonato de Litio, en el Salar de Uyun, Potosí.

Según Echazú, se prevé adjudicar la construcción de la planta en febrero del 2018 y su construcción demoraría alrededor de 12 meses, por lo que la producción industrial de carbonato de litio comenzaría en el segundo semestre del 2019.

Socios Estratégicos

A finales de agosto, eran seis las firmas extranjeras interesadas en ser socias estratégicas de Bolivia en la producción y comercialización de las baterías de litio. En este sentido, el Estado boliviano puso tres condiciones: tener participación mayoritaria en la sociedad, mercados y que la empresa presente tecnología de punta, según una publicación del portal web energia16.com.

En entrevista con el diario La Razón, el gerente ejecutivo de YLB, Juan Carlos Montenegro, indicó que “al momento tenemos seis empresas con las cuales estamos iniciando este proceso de negociación. Lo que pretendemos es que hasta fines de año tengamos avanzado por lo menos las condiciones para definir cuál será nuestro socio estratégico”.

Por otro lado, en declaraciones a la Red Patria Nueva, el ejecutivo recordó que la legislación boliviana permite al Estado la formación de una sociedad mixta para la industrialización del litio, siempre y cuando participen firmas nacionales e internacionales que tengan alta capacidad tecnológica en el ámbito.

Una de ellas es la República de Corea, que cuenta con empresas privadas con bastante experiencia en la fabricación de este producto.

El embajador de Corea, Jong-cheol Lee, declaró al diario La Razón que las empresas Samsung Enginnering y LG Chemical tienen bastante experiencia y desarrollaron su tecnología, por lo que tienen el interés de ser socia estratégica del país para este proyecto.

Planta de Catódicos

El presidente del Estado boliviano, Evo Morales, entregó el 23 de agosto, la planta de materiales catódicos ubicada en la localidad de La Palca, en el municipio de Yocalla en Potosí, con una inversión de 26 millones de dólares (MMdd) financiados por el Banco Central de Bolivia (BCB).

La planta tiene previsto el producir óxido de manganeso litio (1,2 kilogramos cada 100 horas) y óxido de níquel – manganeso – cobalto litio (1 kilogramo cada 100 horas), elementos que se constituyen en el insumo principal para una batería de litio.

La construcción de la planta piloto estuvo a cargo de la empresa francesa ECM Greentech y se enmarca en el ambicioso proyecto estatal de industrialización del litio, con una inversión de 900 millones de dólares en tres fases.

Morales consideró que la instalación de ese tipo de plantas muestra que Bolivia está encaminada hacia a la industrialización de sus recursos naturales y la liberación tecnológica.

Por su parte, Montenegro dijo que “este ejemplo es el mejor que nos muestra, de una manera palpable, lo que nuestro presidente muchas veces ha mencionado, que es la soberanía tecnológica, que la tenemos ahora”.

Posesión

Juan Carlos Montenegro fue posesionado como gerente ejecutivo de YLB, el 5 de julio del 2017 por el ministro de Energías, Rafael Alarcón.

Tras el juramento, Montenegro agradeció la confianza en su persona y dijo que su compromiso es comandar YLB como otro desafío del Gobierno boliviano para la industrialización de los recursos evaporíticos, principalmente de litio.

“Es un desafío más que tiene nuestro Gobierno que ha iniciado a fines de 2008 este proyecto destinado a la industrialización de nuestros recursos evaporíticos y del litio de manera particular”, sostuvo.

Creación de YLB

La creación de Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), aprobada por el Parlamento a comienzos de abril del 2017, impulsó a la industrialización del Litio, un proceso que admitirá inversores extranjeros y nacionales, con la mayor participación del Estado.

Yacimiento de Litio Boliviano  actuará en toda la cadena de producción de litio, incluyendo prospección, exploración, explotación, beneficio o concentración, instalación, implementación, puesta en marcha, operación y administración de los recursos evaporíticos, complejos de química inorgánica, industrial y comercialización, informó EFE.

El litio se encuentra en el salar de Uyuni, un desierto de 10.000 kilómetros de superficie ubicado en el departamento de Potosí.

Texto: Redacción Central

redaccion@reporteenergia.com