El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, quien inauguró el evento, destacó su realización a pesar de la situación actual del sector hidrocarburífero en el contexto global. Destacó la reingeniería de la estatal petrolera.

Bolivia tuvo la rapidez de realizar normas que contengan expectativas de incrementar reservas y producción, a través de la exploración especializada, ultra eficiente, que se aplicó en un momento adecuado y que los ciclos de exploración, que duran entre 7 y 10 años, en el país se los realizará en 2 años, por la tecnología instalada en superficie y para poder conocer los recursos que tiene la madre tierra, dijo el minsitro Luis Alberto Sánchez, al inaugurar el congreso.

Sánchez resaltó que el crecimiento de la producción de gas en Bolivia y la capacidad para abastecer la demanda interna es la prioridad. Recordó que el 2005 Bolivia producía 30 millones de metros cúbicos de gas (MMmcd) y actualmente más de 60 MMmcd, en este sentido, Sánchez indicó que se realizó un incremento del 100% en la producción.

“El 2005 no había gas para los bolivianos, solamente existían 48.000 familias que tenían acceso al gas, actualmente, después de la Nacionalización, se tiene 3.5 millones de personas que tienen acceso al gas gratuitamente. En el tema vehicular, el país contaba con 38 mil vehículos a GNV y actualmente cerca de 400 mil vehículos”, manifestó la autoridad.

Indicó que las recaudaciones por concepto de renta petrolera generadas durante la gestión del presidente Evo Morales, entre el 2006 y 2016, superó los 33.000 millones de dólares (US$), pago que en el 2005 llegó a US$ 4.500 millones, además resaltó que “el pico” más alto se registró en la gestión con US$ 5.400 millones.

Según el titular del ministerio de Hidrocarburos, el país importaba Gas Licuado de Petróleo (GLP) antes de la gestión de Evo Morales, ahora con las plantas de separación de líquidos Rio Grande de Santa Cruz y Gran Chaco de Tarija, Bolivia es un exportador neto de GLP que generan nuevos ingresos económicos para el Estado boliviano. Con la planta de Amoniaco y Urea, la industrialización del gas será una realidad.

“Estos años fueron de crisis global, empresas que perdieron miles de millones de dólares y bueno tenemos una YPFB sana, fuerte y queremos que sea mucho más eficiente, esa es una premisa que a partir de ahora tenemos. Hoy Bolivia, con su logística, tiene la capacidad de ser el corazón energético sudamericano”, aseguró el ministro.

Foto: Ejecutivos de empresas del sector, así como funcionarios de YPFB se hicieron presentes en el congreso, que este año se realizó en Expocruz.

En el marco de la inauguración del VII Congreso de Gas y Petróleo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Luis Alberto Sánchez, agradeció la presencia del secretario general del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), Seyed Mohammad Hossein Adeli, junto a autoridades nacionales y locales, entre ellos, el canciller del Estado, Fernando Huanacuni y el presidente de YPFB, Óscar Barriga. “Este es probablemente el evento más importante de Bolivia y uno de los más importantes de la región”.

En un marco de expectativa por los anuncios respecto a la exploración y desarrollo de nuevos proyectos, el ministro manifestó que se haría la firma de importantes acuerdos con compañías internacionales, lo que luego se concretó con YPF, Petropar, Refinor y otros.

Durante la inauguración, se destacó la apertura de nuevos mercados para el gas natural, como los de Mato Grosso en Brasil y posiblemente Uruguay para el GLP.

El acuerdo con Petropar de Paraguay, estableció el estudio para un ducto binacional, así como la participación de YPFB en el mercado minorista de GLP en territorio paraguayo de la mano de la estatal petrolera paraguaya.

Texto: Fernando Aguirre G.

faguirre@reporteenergia.com