El presidente Evo Morales aseguró ayer que se equivocan quienes afirman que en el país hay crisis económica a raíz de la caída del precio internacional del petróleo. Garantizó la continuidad de los bonos sociales.

«Escuchaba algunos comentarios, no faltan algunos opositores, es su derecho ser pro capitalistas, pro imperialistas, es un derecho constitucional, pero algunos dicen que ahora que ha rebajado el precio del petróleo a nivel mundial piensan que hay crisis económica en Bolivia, se equivocan, Bolivia sigue creciendo”, dijo en el acto que dio inicio al pago del Bono Juancito Pinto, en  Sucre.

El Jefe de Estado explicó que Bolivia tiene un «colchón financiero de reservas internacionales” que permite la creación de nuevos beneficios sociales, tales como el Subsidio Universal Prenatal, que beneficia a todas las madres gestantes del país.

«Yo no escuché en el mundo que frente a la rebaja del precio del petróleo haya nuevas políticas sociales, algún opositor decía que ya no hay bonos ni rentas, el Bono Juancito Pinto está garantizado, no con plata prestada ni de las reservas internacionales, ni créditos internacionales, sino está garantizado con nuestra plata”, afirmó.

Ratificó la continuidad de la Renta Dignidad, que entrega 250 bolivianos mensuales a mayores de 60 años, y del Bono Juana Azurduy de Padilla, de 1.820 bolivianos, distribuidos en pagos para mujeres gestantes y niños hasta los dos años, además del doble aguinaldo.

«Evidentemente la rebaja del precio del petróleo afecta en algo, pero no decide nuestro futuro y nuestra obligación como autoridades nacionales, en directa coordinación con gobiernos departamentales y municipales, es cómo seguir ampliando el mercado interno, el mercado nacional y regional para que siga creciendo la economía de la región”, remarcó.

Los bonos sociales son financiados con recursos económicos de las empresas públicas tales como Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), ENTEL S.A., la Corporación de las Fuerzas Armadas para el Desarrollo Nacional (Cofadena), la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), Boliviana de Aviación (BoA) y Depósitos Aduaneros Bolivianos (DAB), entre otras, explicó.

Morales dijo el jueves  que este año habrá una  disminución de 3.250 millones de dólares por  la  caída del precio internacional del petróleo y los minerales.

«Este año vamos a recibir por hidrocarburos menos de 2.500 millones de dólares y en minería entre  700 y 750 millones menos. Es decir,  en conjunto vamos a tener menos recursos por esta caída del precio internacional”, enfatizó en un encuentro sostenidos con los  embajadores bolivianos en el extranjero.

Este monto es equivalente al 8,9% del  PIB de 36.196  millones de bolivianos previsto para esta gestión.

 El blindaje del país ante la caída de precios
Bajón El miércoles 16, el ministro Luis Arce afirmó que los bolivianos no sienten la crisis internacional derivada de la caída del precio internacional del petróleo, que se remonta a junio de 2014.

Blindaje «Los precios del petróleo comenzaron a caer desde junio (de 2014) y estamos hablando de casi 15 meses de crisis, entonces, esa crisis, ¿ustedes la sienten? No, ¿verdad? Entonces estamos bien, la economía sigue creciendo, los precios, como lo venimos diciendo, no son la causa del crecimiento de la economía, como dijeron los neoliberales”, respondió cuando se le  consultó  si la economía del país   está o no blindada ante la crisis.

RIN Dijo que  se  tiene reservas que conforman una caja de ahorro que se puede emplear   en cualquier momento.

Los organismos multilaterales felicitan al país,  según  Arce

El ministro de Economía, Luis Arce, ratificó que la economía crecerá cerca del 5% y que el país ha sido «felicitado y reconocido por los organismos internacionales y los ministros de economía de la región” en  las reuniones anuales de las Juntas de Gobernadores del Grupo del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, realizadas  en Perú.
Agregó que  esperan los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), pero todo apunta a que está garantizado el pago del segundo aguinaldo.
«Estamos apuntando al 5%, estamos esperando la evolución de la inversión pública que estamos empujando y también esperamos que el sector privado pueda cumplir su promesa de invertir para lograr mejores tasas de crecimiento”, sostuvo.
El Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la  Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) rebajaron para este año la previsión de la tasa de crecimiento de  Bolivia a 4%, 4,1% y 4,4%, respectivamente.
El ministro Arce refutó esas proyecciones y aseguró que los organismos normalmente se equivocan en sus estimaciones sobre la expansión del PIB.

paginasiete.bo