┏◣ ahorro. disminución en la factura de luz

┣  A comienzos de año,  las compañías eléctricas de La Paz, Oruro y Potosí, empezaron a cobrar el excedente de la potencia reactiva a sus usuarios, siempre y cuando estos sobrepasen más de la mitad en comparación a la energía activa la cual se cobra de manera regular.

⇒ La instalaciòn de condensadores es la forma más sencilla y económica de elevar el factor de potencia y por lo tanto se evita la sobrecarga de las redes de la empresa de servicios eléctricos

Las empresas suministradoras de electricidad aplican penalizaciones a sus abonados a causa de bajos factores de potencia. En tal caso, la Autoridad de Electricidad (AE) publicó una resolución para penalizar el Bajo Factor de Potencia de Medianas y Grandes instalaciones.
La energía reactiva es la que se requiere para crear campos magnéticos en bobinas de motores, transformadores, balastros magnéticos, etc. como tal no produce luz, movimiento ni calor.
Su consumo es determinado a través del medidor de energía reactiva, de características similares al de energía activa. Su unidad de medida se abrevia kVARh, y se pronuncia kilo vares hora.
A partir de Enero de este año se dio el caso de que en las ciudades de La Paz, Oruro y Potosí. En el caso de la empresa fiscalizadora De La Paz empezó con esta penalización a través de la factura, el costo es cuando excede los 50 kW. Por su parte la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba no impone un cargo directo por consumo de energía reactiva, pero sí aplica la penalización económica cuando este consumo excede su valor máximo.
Desde un punto de vista eficiente, un bajo factor de potencia puede significar la necesidad de utilizar cables de mayor sección e incluso la necesidad de sustituir los equipos de transformación si la potencia total demandada supera la capacidad de los equipos ya existentes. Por lo tanto un elevado factor de potencia mejora: el aprovechamiento de los transformadores generados y el tiempo de vida útil de los conductores ya que se reduce las pérdidas por el efecto Joule.
Según una publicación de la pagina web de la Compañía Rural de Electrificación (CRE), en su red de distribución no se cobra toda la energía reactiva registrada por el medidor del usuario. Se permite un consumo equivalente al 48% total del consumo de energía activa.
En caso de que la porción de energía reactiva exceda este porcentaje del total del consumo, se cobra a manera de penalización, debido a la inconveniencia de la utilización de esta energía, tanto para CRE, como empresa distribuidora, como para el consumidor.
La forma más sencilla y económica de elevar el factor de potencia, reduciendo por tanto el consumo de potencia reactiva de la carga, es la instalación de condensadores. Los cuales compensan la potencia reactiva requerida por la carga, y así elevar los valores del factor de potencia de la instalación.
Mediante la conexión o instalación de estos equipos, el consumidor produce o genera su propia energía reactiva. ▲

Redacción Central
redaccion@reporteenergia.com