La consolidación por la integración del sector eléctrico con Argentina, Brasil y Perú es uno de los retos más importantes de Bolivia fijados para esta gestión, con el fin de crear una nueva fuente de ingresos para el desarrollo del país y convertirse en el corazón energético de Sudamérica.
Con este objetivo, el gobierno se ha trazado como meta generar 6.000 megavatios (MW) de energía eléctrica para 2025, año del bicentenario de Bolivia. De esos 6.000 MW se tiene pensado que la mitad sea para el mercado interno y el resto para exportar.
Para ello, trabaja en cambiar la matriz energética con hidroeléctricas y energías renovables, ampliando las reservas lo que permitirá mayor confiabilidad al sistema y así consolidar el nuevo pilar económico del país.
De acuerdo con el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, se debe cerrar el contrato de integración energética con Argentina, que permita exportar alrededor de 1.000 megavatios a ese país, además de ampliar la Termoeléctrica del Sur, en Yacuiba. En este acuerdo se negocia desde hace dos años, hasta la fecha se cuenta con una propuesta concreta en cuanto a los volúmenes, tarifas y las inversiones.
Por otra parte, remarcó el acuerdo suscrito con Electrobras de Brasil para el estudio de identificación que permitirá construir una hidroeléctrica sobre el río Madera, este generará al menos 3.000 megavatios.
Cabe destacar que la Empresa Nacional de Electricidad (Ende) firmó un acuerdo con una empresa privada brasileña para una sociedad en la termoeléctrica de Cuiabá.
Explicó que también debe consolidarse este año con Perú el estudio básico para construir una línea de interconexión eléctrica. “Esos son los retos importantes de un sector eléctrico que está haciendo muchas más inversiones que YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos)”, remarcó Sánchez.
Por otro lado, remarcó el avance importante en proyectos de generación históricos como Rositas, El Bala, Carrizal y Misicuni.

Electricidad planta - RE 183

Exportación
Respecto a la exportación de energía, según Eduardo Paz, presidente de Ende, Bolivia ofreció 2.500 Megavatios (MW) a Argentina; a Brasil, 8 mil MW; a Paraguay, 100 MW y aún no hay cifras para Perú. Señaló que la oferta para Brasil y Argentina se realizó en base a datos de producción previstos por la generación de proyectos de energía alternativa, de termoeléctricas e hidroeléctricas. Una vez concretados los contratos con los países para la exportación de energía, existe un plazo de 18 meses para la construcción de líneas de interconexión.
“Bolivia es un país que no tiene ninguna interconexión internacional, para pensar en exportar, lo primero que hay que hacer es construir esta interconexión.
El periodo que nosotros tenemos establecido para concretar esto es de 18 meses y ahí recién se podría hablar de exportación física”, manifestó. ▲

Eduardo Paz - Ende - RE 183

⇒ Eduardo Paz, presidente de ENDE.

“Bolivia es un país que no tiene ninguna interconexión internacional, para pensar en exportar, lo primero que hay que hacer es construirlas”.

ENDE invertirá  $us 1.1.00 MM en generación

▶ La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) desarrollará proyectos de generación para el 2017, con una inversión de unos mil 100 millones de dólares, informó el presidente ejecutivo de la entidad, Eduardo Paz, en un comunicado institucional.
Entre esas obras, Paz precisó que en Cochabamba se ejecutará la construcción de la hidroeléctrica Ivirizu y la tercera fase de instalación del Parque Eólico de Qollpana.
También anunció la edificación de las hidroeléctricas de Miguillas y El Bala, en La Paz, además de un complejo fotovoltaico en Oruro.
‘En el caso de Potosí tendremos los proyectos Uyuni, Molineros, Carrizal. En el caso de Santa Cruz tenemos Rositas, Warnes, El dorado y San Julián. Son proyectos eólicos e hidroeléctricos’, agregó.
Otro de los planes se desarrollará en Beni, con el objetivo de incremento de generación de electricidad o que se incorpore al Sistema Interconectado Nacional, con una segunda línea de transmisión.
Según el directivo, en Pando se concretará, además, una iniciativa para generar energía por biomasa y en Tarija un plan eólico denominado ‘La ventolera’ y otro fotovoltaico en la región de Yunchará. ‘Como se podrá apreciar tendremos proyectos en todos los departamentos del país’, subrayó.
Dijo también que para 2017 se prevé una inversión de 8.700 millones de bolivianos para generación de energía alternativa y construcción de líneas de transmisión en diferentes departamentos. Paz informó también que actualmente se encuentran en ejecución 42 proyectos de líneas de transmisión y subestaciones que concluirán a finales de 2017.

TEXTO: Lizzett Vargas O.
lvargas@reporteenergia.com

REPORTE ENERGÍA