El 30 de mayo se llevó a cabo un seminario denominado “Stahl y el mercado del petróleo y gas – productos para uso en zonas clasificadas” con el objetivo de promover las herramientas correctas en el proceso de instalación de energías eléctrica y electrónica en zonas de alta explosividad, así como las diferencias /costo beneficio de sistemas NEC e IECEx y presentar la asociación entre la empresa boliviana Hiller Electric y la alemana R. Stahl.

Los productos expuestos en el evento son para áreas clasificadas o cualquier lugar donde pueda suceder una explosión dependiendo del tipo de proceso o producto que se maneje, indicó la gerente general de Hiller Electric, Marion Honnen.

“Hemos visto que el tema de instrumentación es un mundo diferente al que veníamos manejando, es como que está un poco descuidado. Ya existe el conocimiento de cómo armar una planta (de la parte eléctrica). Sin embargo, para la instalación de los componentes que están dentro de esta, prácticamente no existe mucha especialización”, señaló Honnen.

Marion Honnen
Marion Honnen, Gerente General de Hiller Electric “Hemos visto que el tema de instrumentación es un mundo diferente al que veníamos manejando, como que está un poco descuidado”

Asimismo, manifestó que muchos integradores recurrían a algún proveedor para importar este tipo de componentes, por el cual vieron que es un mercado de interés tanto en la parte de mantenimiento como en el de innovación al que en la actualidad apuntan.

El director Global Projects/ Systems de R. Stahl, Frank Scopa, dijo que la firma, con casa matriz en Alemania, tiene sede en 4 países alrededor del mundo mediante las cuales elabora desde componentes individuales hasta un sistema complejo.

Scopa señaló que las piezas clave son los sistemas de localización peligrosa. “Usted clasifica sus áreas y después selecciona los productos que funcionan para su área y después decide como conectarlos”.

El experto expuso sobre el sistema NEC el cual subdivide las áreas en clases debido al tipo de riesgo, por ejemplo, clase 1 incluye gases y vapores flamables, clase 2 incluye polvos combustibles, el primero es el más encontrado en el país.

Por otra parte, se puede dividir también por la gravedad del riesgo, por ejemplo, división 1 que espera a que el riesgo esté presente en una probable mezcla explosiva en operación normal, en reparación, mantto. o fugas; así como también en una probable mezcla existente como consecuencia de averías del equipo por lo cual se convierte en una fuente de ignición. O por división 2 que espera a que el riesgo no siempre esté presente en una mezcla explosiva existente confinada a contenedores o por las concentraciones que se previenen mediante ventilación mecánica positiva aérea adyacente a la división 1. “Un tanque lleno de aceite o petróleo es considerado como división 1 pero todo lo que rodea a ese tanque es división 2, toda su luminaria, todos los tableros son división 2”.

Frank Scopa
Frank Scopa, Director Global Projects/ Systems de R. Stahl. “Usted primero clasifica sus áreas y después selecciona los productos que funcionan para estas áreas y luego decide de que manera conectarlos”

En cambio, el sistema de es zonas, que es otro tipo de medición, es basado en las probabilidades: zona 0 – 20 que es la mezcla explosiva que existe continuamente o permanente, zona 1 – 21 que es la mezcla explosiva probablemente presente en operación normal o comúnmente presente durante reparación, mantto. o fugas, son averías del equipo y área que es adyacente a zona 0 – 20, zona 2 – 22 que es la mezcla explosiva improbablemente presente en operación normal o existente por periodos de tiempos cortos, así como en las concentraciones que se previenen mediante ventilación mecánica y área que es adyacente a zona 1 – 21.

Paralelamente, el director de Ventas de R. Stahl – Latam, Carlos Padovan manifestó que el motivo de importar la tecnología de la firma alemana a Latinoamérica y Bolivia es la ausencia de soporte en componentes de la marca. “Estamos seleccionando un equipo técnico calificado y con la fuerza de ventas para promover nuestros productos y servicios para los que ya tienen nuestros equipos o tienen proyectos para adquirirlos”.

Asimismo, informó que R. Stahl pretende ingresar al país con aplicaciones para la industria petrolera en general que permita garantizar la seguridad sus productos y reducir los costos de su instalación.

Según Padovan, en Bolivia todavía no existe una legislación como Europa con IECEx y Norteamérica con NEC, para estas áreas clasificadas. “Acá encontramos las plantas con los dos sistemas, hay plantas que llegaron de Europa con un tipo de padronización y aquí cambian algunas partes por otra padronización, esto no es seguro para la planta”.

Empresas en el Evento

Foto: En el seminario participaron empresas con interés en el proceso de instalación de componentes que sean seguros en distintos ambientes catalogados como de alta explosividad.

El objetivo de la firma es que la marca sea percibida por las personas, “hay plantas que tienen instalado nuestro producto, pero no conocen la marca”, dijo Padovan a la vez que manifestó que R. Stahl ya se encuentra en Bolivia con el stock correspondiente y con consultoría técnica. “El operador debe saber que la instalación que tenga en su planta sea R. Stahl, principalmente de las plantas europeas que se encuentran aquí”.

TEXTO: Fernando Aguirre
[email protected]